Acceso a medicinas se aleja cada vez más del venezolano

venezolanos sin poder comprar medicinas

Las medicinas se alejan cada vez más del alcance de los venezolanos, principalmente aquellas que son para patologías crónicas como hipertensión arterial, diabetes y parkinson. Según la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), la inflación del rubro de salud, que incluye precios de medicamentos y costos de servicios médicos, fue de 436% en el primer semestre de 2020.

Algunas medicinas han superado el 184 %, como ejemplo, con los casi 2 millones que costaba en julio en algunas farmacias una presentación de losartán potásico con 30 pastillas de 100 mg, una persona hipertensa se compraba cuatro cajas en enero, cuando tenía un precio de 450.000 bolívares. La mayoría de los pacientes que padecen hipertensión son adultos mayores, que en Venezuela reciben una pensión de 400.000 bolívares, lo que no les alcanza ni para comprar medio empaque.

En julio los 400.000 bolívares de salario mínimo o pensión no alcanzan para comprar un acetaminofén con 10 unidades de 650 mg, uno de los productos que más han vendido las farmacias por el coronavirus. Subió de 144.000 a 409.000 bolívares entre marzo y julio, un aumento de 184% en cuatro meses de cuarentena.

Fuentes del sector farmacéutico nacional explican que las medicinas elaboradas en el país se han encarecido en buena parte por el aumento del precio del dólar, pues 98% de los insumos que se requieren para la fabricación de los productos son importados. Entre enero y junio de 2020, el precio de la divisa subió de un promedio de 58.518 a 209.648 bolívares, un incremento de 258,26%. La industria no cuenta con un mecanismo que le proporcione divisas oficiales para la adquisición en el extranjero de las materias primas necesarias, por lo que ha tenido que hacerlo por su cuenta y a dólar no oficial. /El Impulso/